Cintillo Oficial Gobierno

Programa Antártico de Venezuela busca la exploración científica

Imprimir

 

Por: Prensa IVIC - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Como parte de las actividades del Festival “Ártico-Antártico, un encuentro Noruega-Venezuela”, desarrollado en la ciudad de Caracas, el doctor Ángel Viloria, director del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), participó recientemente en un foro en el que habló sobre el Programa Antártico Venezolano, del cual es coordinador.

Viloria explicó que el mencionado Programa nació del interés de la República Bolivariana de Venezuela por ingresar como miembro consultivo del Tratado Antártico, convenio internacional que garantiza el uso de la Antártida con fines pacíficos y no comerciales, amplia libertad para la investigación y prohíbe cualquier medida de carácter militar o bélico.

Desde el año 1999, Venezuela es miembro adherente del Tratado y se aspira lograr el cambio de categoría para tener voz, voto y veto en las reuniones en las que se deciden las actividades en el continente antártico. “El Programa Antártico Venezolano persigue la exploración científica y cumplir con los requisitos en el área de ciencia y tecnología que exige el Tratado Antártico para poder ser miembro consultivo eventualmente. Ese proceso puede tardarse algunos años” explicó Viloria.

Las primeras dos expediciones venezolanas se realizaron en los años 2008 y 2009, respectivamente, gracias al apoyo logístico de naciones suramericanas con experiencia en este tipo de exploraciones como Uruguay y Argentina.

Las incursiones venezolanas persiguen fines científicos, que actualmente se desarrollan en varias universidades y centros de investigación, entre ellos el IVIC, la Universidad Central de Venezuela, la Universidad Simón Bolívar, entre otras. Los resultados de estas investigaciones deben tener impacto mundial y ser lo suficientemente novedosas para lograr que Venezuela pase a formar parte del Tratado Antártico como miembro consultivo.

En el foro también participó el explorador noruego Børge Ousland, quien relató sus experiencias en varias de las exploraciones que ha realizado en los polos norte y sur. Como testigo relató cómo el cambio climático ha afectado el clima en el Antártico al constatar el deshielo de la zona. También habló sobre las situaciones extremas que se presentan en este tipo de expediciones: la temperatura, las lesiones, los esfuerzos físicos y mentales, el contacto con animales polares como osos y focas.

El evento también sirvió como escenario para que Carlos Castillo, uno de los integrantes del proyecto venezolano Cumbre, presentara el trailer del documental cinematógrafico “Extremos”, que relata la expedición a Groenlandia que realizó este grupo. Se prevé que el estreno de esta producción sea a finales de año.
 
 
 Cambios polares alteran el clima de todo el planeta
 

La constante circulación y transporte de masas de agua en el Ártico y Antártico produce efectos cuyas dimensiones son doblemente alarmantes: mientras el cambio climático global afecta en mayor medida a las regiones polares, el cambio climático experimentado en los polos acelera, a veces de forma irreversible, el cambio climático global de la Tierra.

Si bien el clima siempre varía en función del tiempo y del espacio, el cambio climático actual es más dramático y violento, “la temperatura ha aumentado más que en mil años, en 2008 subió 0.33ºC” informó el doctor Kim Holmén, director de Investigación del Instituto Polar Noruego, durante el foro El cambio entre los polos. Perspectivas noruegas y venezolanas, realizado en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) en conjunto con la Real Embajada de Noruega, el pasado jueves 21 de mayo.

El cambio climático es un fenómeno que ocurre como consecuencia de factores naturales, como la separación de los continentes y las erupciones volcánicas, o antropogénicos (relación hombre-sociedad), como la contaminación ambiental, el urbanismo, el aumento de la densidad de población. En el caso de las regiones polares, la remoción de plataformas de hielo (ice shelf), el transporte de mercancías y maquinarias y el derretimiento de los glaciares debido a la exposición solar, pueden provocar la elevación del nivel de los océanos, lo que se traduce en pérdidas humanas, cambios topográficos y escasez de recursos.

A pocos meses de cumplirse 50 años de la firma del Tratado Antártico (suscrito el 1 de diciembre de 1959) y tras la inminencia de un clima cada vez más caliente, el doctor Holmén señaló que la adaptación “es la parte más importante, dependerá de las capacidades de las naciones, lo que implica cambios para las mismas, sobre todo nuestra actitud con respecto al uso de la energía” dijo.