Cintillo Oficial Gobierno

Venezuela presentó logros en materia antártica durante encuentro de la RAPAL

Imprimir

Cuatro documentos informativos sobre la actividad científica desarrollada por la República Bolivariana de Venezuela en la Antártida, en colaboración con países hermanos, fueron presentados en la XXIV Reunión de Administradores de Programas Antárticos Latinoamericanos (RAPAL), efectuada recientemente en la ciudad de La Serena, en Chile.

“Esta edición fue muy provechosa porque Venezuela salió del silencio y pudo mostrar sus productos a través de los documentos informativos”, así lo dio a conocer el director del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) y jefe del Centro de Oceanología y Estudios Antárticos (COEA), Eloy Sira Galíndez, luego de su participación en la RAPAL 2013.

Avances de los proyectos de investigación emprendidos en la sexta expedición científica venezolana al continente blanco en febrero de 2013; un documental sobre la cooperación binacional Ecuador-Venezuela; el libro infantil La aventura de un osito polar perdido en la Antártida, editado por Ediciones IVIC en inglés y español; así como el hallazgo de información relacionada con la extracción del primer núcleo, con casi dos metros de longitud, de un lago de la Isla Greenwich, “donde tenemos casi 10.000 años de historia que nos permite reconstruir el proceso de cambio ocurrido en el ambiente en ese lapso”-explicó Sira- fueron los productos expuestos en el evento.

Asimismo, reafirmó la importancia y pertinencia de que Latinoamérica actúe, desde la RAPAL, como bloque regional. “Cuando se habla de la Antártida la cooperación es fundamental, en especial para los países latinoamericanos. En la actualidad el concepto de pluripolaridad es tema obligado en todo el mundo” dijo.

La RAPAL es un foro regional de coordinación de temas científicos, logísticos y ambientales relacionados con el continente antártico en el cual participan Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Ecuador y Perú como miembros consultivos del Tratado Antártico.

Este documento regula las relaciones internacionales en el Polo Sur desde el año 1961 y está integrado por miembros consultivos (con poder decisorio) y no consultivos. Colombia y Venezuela también asisten a los encuentros de la RAPAL pero en calidad de observadores, por ser miembros no consultivos. “Solo necesitamos ratificar el Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente (Protocolo de Madrid) para ingresar al Tratado Antártico como miembro consultivo” afirmó el director del Ivic, Eloy Sira Galíndez.

 

Mucho en juego 

Venezuela incursionó en la Antártida en el año 2008, y desde entonces, se han organizado seis expediciones científicas: las dos primeras con la República Oriental del Uruguay y las cuatro restantes con la República del Ecuador.

“El convenio con la República del Ecuador nos ha dado excelentes resultados; de hecho, nuestros expedicionarios han llegado a la Base Pedro Vicente Maldonado en la Isla Greenwich. Adicionalmente, estamos encaminados a afianzar la cooperación con la República del Uruguay (con el cual tenemos otro convenio) para alojar a nuestros investigadores en la base Artigas. Y también estamos haciendo contactos con la República Argentina, que actualmente opera 10 bases en la Antártida” dijo.

La Antártida tiene numerosos recursos minerales y energéticos; representa el reservorio de agua dulce más grande del planeta; cuenta con una importante diversidad biológica y su posición geográfica es estratégica para el intercambio marítimo. Por ser el espacio terrestre menos intervenido por el ser humano, en la Antártida se han observado claramente las alteraciones climáticas originadas por el cambio global.

“Nuestra intención es preservar ese continente para la humanidad, de tal manera que las futuras generaciones puedan tener acceso a ese conocimiento. El Objetivo V del Programa de la Patria habla precisamente de la conservación del planeta, siendo la biodiversidad otra de las razones por las cuales estamos interviniendo como país” exclamó Sira.

El Centro de Oceanología y Estudios Antárticos (COEA) fue creado por el Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación en 2011 como escenario coordinador-ejecutor del trabajo interdisciplinario y multidisciplinario, dirigido a estudiar el medio marino de manera global e integradora. Tiene su sede en el Ivic y está conformado por los ministerios del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación; Relaciones Exteriores y Defensa, específicamente la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Armada Bolivariana de Venezuela.